Cunas, tronas y bañeras de bebé

Si estás esperando un bebé seguro que desde que te enteraste empezaste a planificar en tu cabeza una larguísima lista de compras para el recién nacido. Sobre todo si eres primeriza, porque después todo cambia con el segundo, créeme. Cosas para su habitación como la cunita, cosas para la comida como la trona o cosas para el baño como las bañeras de bebé son las principales anotaciones en esa lista.

 

Pero claro, son solo anotaciones hasta que no conoces el sexo del bebé no te atreves a comprar, aunque tengo amigas tan nerviosas que les da igual y compran colores neutros para los muebles de su nuevo retoño. El baño es una de las primeras compras.

 

El uso de las bañeras. ¡Bebé al agua!

bañeras de bebe

Cuando llegamos después de dar a luz a nuestro hijo tenemos gran ilusión por meterles en el agua y darles el primer baño. Muchas de nuestras amigas y primas ya expertas en el asunto no paran de repetirnos que es el mejor momento del día, y que no quieren salir del agua, y que no veas qué disfrutan.

 

Después de ver varios catálogos y de recorrer tiendas y tiendas de mi ciudad, visite una página web en la que vendían bañeras. Bebé niño o niña da igual, disponen de bañeras para ambas opciones incluso neutras. Allí fue donde encontré la bañera perfecta.

 

Colocas todo perfectamente ambientado para que tu bebé se encuentre con toda comodidad, pones la calefacción y te dispones a quitarle la ropita, y cuando le metes en la bañera…bebé no le gusta, creo que diría si pudiese hablar, pero como no puede, se limita a berrear de una manera que parece que le están tirando pellizcos. Madre mía,  te entra una frustración terrible al ver que a tu bebé no le gusta el baño.

 

Pero tranquilas, es cuestión de tiempo, al cabo de dos o tres días ya al ver la bañera, “bebé quiere agua”, parece que te dirá con sus ojitos.

 

Tipos de bañera para bebé

bañeras de bebe

Existirán distintas páginas web donde comprar una bañera para bebé, esta que os comento tenía varios modelos disponibles y muy útiles para la hora del baño. Las típicas sencillas sin muebles para poder meterlas en tu propio baño, otras con pies  y cubetas para bañarle en su habitación y tener todo lo que necesitas a tu alcance. Plegables o incluso con la cómoda que además te sirve para meter su ropita.

 

Yo me decanté por ésta última ya que me venía perfecta en su habitación. Lo importante es que cuando prepares el baño tengas todo lo que vayas a necesitar a la mano, porque si estás sola, no podrás dejar al bebé para ir a coger las toallitas o para alcanzar la crema hidratante o el pijama. Ya verás cómo al final la hora del baño es la hora relajante para los dos.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.