Los beneficios de dibujar para los niños

Dibujar y sus beneficios en niños

Desde temprana edad, la pintura ha sido para las personas una forma de desarrollar nuestra imaginación y expresar cualquier vivencia. Un simple sol o un retrato de un familiar cercano son ejemplos de la percepción de los niños sobre el mundo que le rodea. En su corta edad, sus primeros dibujos serán garabatos o formas surrealistas que juegan con la distorsionada realidad en la que viven dentro de esas cabecitas.

¿Cómo ayuda la pintura a los niños?

Desde el inicio de los tiempos la pintura ha sido utilizada por el ser humano de la prehistoria para expresar diversos episodios. Su relación con el medio que le rodeaba como la naturaleza, los animales y la caza son aún grandes focos de estudio. De hecho, no hubiéramos podido conocerla de la forma en que la conocemos de no haber sido por esas representaciones pictóricas.

Expresarse con dibujos

De la misma manera, la pintura en los niños genera un proceso de comunicación no solo con el resto sino con su propio conocimiento. Dibujar lo que viven les permite empezar a disociar también su imaginación de la realidad. Expresar sus sentimientos y reflejar lo que perciben también son resultados positivos para su madurez emocional. En otras palabras, plasmar lo que sabemos y sentimos nos hace conscientes de lo que sabemos y sentimos.

Estimula su creatividad

En edades tempranas su gusto por la pintura depende más del uso de colores. Por ello, una fácil y cómoda forma de estimularles es con dibujos para colorear que puedes imprimir en casa donde hay variedad de dibujos de animales, dibujos infantiles, y en definitiva cualquier estilo. Además de que es muy recomendable para la relajación y desahogo del niño, su estímulo se puede producir de forma voluntaria a través de estos divertidos formatos.

Materiales para pintar

La mejor forma de que un niño pinte es primando su comodidad. Ellos disfrutan con materiales de textura blanda que les permitan hacer sus trazos sin mucho esfuerzo. Por ejemplo, las tizas, las ceras, lápices, etc. Cuantos más colores y más diversidad de utensilios tengan mejor, siempre y cuando sean los más adecuados para su edad. Asegúrate también de que no contienen ningún componente tóxico, ya que los niños se llevan todo a la boca. Todo lo que vayan a manipular, así como el material escolar debe cuidar su seguridad ante todo.

Adaptado a su tamaño

Consigue que las pinturas y los materiales que le proporciones sean de un tamaño medio para que les resulten fáciles de sujetar. Dibujar a lápiz es quizás propio de edades más tardías cuando ya tienen un control psicomotriz mayor. En cuanto a la superficie, procura que sea amplia y no cuadernos o folios reducidos, ya que necesitan tener libertad de trazo y movimientos.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.