Cuadros personalizados para profesores

 

Un cuadro en el cual se pueda poner una frase o fotografía especial es un detalle que a cualquiera le encanta. Por ello los regalos personalizados para profesores serán un detalle ideal para agradar al maestro preferido.

Pueden personalizarse de muchas formas y con colores distintos. Igualmente sirven como adorno en el aula para recordar a las personas que formaron parte de esas paredes anteriormente. Hasta en el hogar se pueden utilizar para decorar las paredes o muebles como un detalle emblemático.

Usa el color

Una de las formas en las que puedes personalizar el cuadro es usando diferentes colores. Una sugerencia es la de investigar los preferidos de las personas que se quiere agradar. También puedes usar una paleta de colores parecido para lograr un efecto de degradado hermoso visualmente.

También puedes combinar diferentes contrastes y formas que sirvan para darle un toque más original. Aunque otra opción son los colores distintivos de la clase que ofrece el obsequio, para generar un recuerdo permanente. De cualquier forma es válido, lo importante es que se haga con mucho aprecio. De esta manera el profesor tendrá una idea de la huella tan importante que ha dejado en sus discípulos.

Agrega una imagen especial

Puede ser una fotografía de ambos o, si el regalo es de parte de toda la clase, de los estudiantes. También puede que sean dibujos pequeños hechos por cada uno, que representen lo que el docente ha logrado enseñarles. Cualquier motivo puede ser una imagen especial para completar ese cuadro.

Agregar una imagen representativa a los cuadros personalizados para profesores es sumamente sencillo de realizar. El impacto que puede generar un buen retrato, dibujo o pintura es bastante grande. Sobre todo servirá para mover los sentimientos de aquellos maestros que sean seres humanos sensibles comprometidos con su labor.

Las palabras también son emblemáticas

A través de una simple frase se pueden generar muchos sentimientos. Pueden ser los pensamientos de cada uno de los estudiantes o simplemente algo más personal.  También pueden usarse palabras específicas con características significativas del docente.

Si las palabras son en forma de collage en el centro del cuadro se le agregara un toque artístico. Las letras no deben ser solo eso, hay forma de organizarlas de diferentes formas para que se vean completamente originales. Un profesor realmente dedicado sabrá valorar cada parte del presente que se le ha dado, por más sencillo que parezca.

Reconocimiento

Una manera muy original de utilizar un cuadro es hacerlo para que sirva de reconocimiento para el profesor. Puede ser con palabras de agradecimiento por su labor o imitando cualquier diploma del área. Lo relevante es ponerle empeño al diseño y que las frases o imágenes que se utilicen lo representen.

Los cuadros personalizados para profesores son detalles que con el tiempo siempre traerán gratos recuerdos. Es por ello que hay poner un esfuerzo para que el o los alumnos hagan lo mejor que puedan en este tipo de presentes. Son sumamente fáciles de obtener y sobre todo servirán para homenajear a la persona en cualquier ocasión.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.